Alternativas a las piñatas para tu fiesta. Sin peleas!

PIÑATAS CELEBRACIONES

Ideas y alternativas a las piñatas para tu fiesta.


Desde hace unos años atrás, parece que no hay fiesta infantil que se precie si no tiene un colofón de piñata. Las piñatas son una de la parte más divertidas de las fiestas infantiles, sin embargo, acostumbra a haber peleas, siempre hay el más rápido y la verdad... pone un poco nerviosa ver a todos los niños peleándose por las chuches una vez que explota. Te mostramos algunas alternativas a las típicas piñatas.

BÚSQUEDA DEL TESORO

Prepara una búsqueda del tesoro como un juego y que el tesoro final sea una bolsa de caramelos para cada participante.

CAJA FUERTE

También puedes hacerles un juego para que cada niño encuentre una llave y móntales una caja fuerte que abrir con su premio de una bolsa de caramelos para cada uno de ellos.

MIMICA

Consiste en adivinar con mímica, pero con padres y niños, así todos se divierten y ejercitan la creatividad; puedes comprar unos premios para los ganadores.

FUERA MODAS

Si la finalidad celebrar un cumpleaños es pasarlo bien ¿a qué tenemos que arriesgar para que uno o varios de los invitados se queden llorando?

¿CUAL ES EL ORIGEN DE LAS PIÑATAS?

Las piñatas se originaron en China, donde era costumbre, al inicio del año, celebrar ceremonias en las que se elaboraban figuras de animales con papel de diferentes colores. Estas se rellenaban de semillas, que caían cuando los reyes les pegaban con varas. Se consideraba de buena suerte conservar la ceniza de las piñatas luego de quemarlas. Cuando esta tradición llegó a Italia, en el siglo XII, llevada por Marco Polo, las piñatas se comenzaron a emplear para fiestas de Cuaresma. Estas consistían en una olla de barro cubierta con papeles de colores, y representaba la lucha del hombre contra las pasiones o los pecados capitales. Después los españoles la trajeron a la Nueva España (México), donde formaban parte de ceremonias religiosas. Se cuenta también que los mayas tenían un juego en el que trataban de romper con los ojos vendados una olla de barro llena de cacao, que se balanceaba detenida por una cuerda. Los frailes le dieron un significado religioso. Fuente: Museo de la Universidad de San Carlos.
donde-celebrar.com © 2020